El E-Commerce y cómo realizarlo con éxito

El E-commerce, o Comercio Electrónico, consiste en la distribución, venta, compra, marketing y suministro de información de productos o servicios a través de Internet. Conscientes de estar a la vanguardia, las Pymes no se han quedado atrás en este nuevo mercado, por lo que han hecho de los servicios de la red un lugar que permite acceder a sus productos y servicios durante las 24 horas del día.

Las categorías de E-Commerce se denominan en función de la relación entre proveedores y receptores o consumidores del producto o servicio a comercializar por medio de internet. Las abreviaturas se definen del siguiente modo:

  • B2C (Business-to-Consumer): Empresas que venden al público en general.
  • B2B (Business-to-Business): Empresas haciendo negocios entre ellas.
  • B2G (Business-to-Government): Empresas que venden a instituciones de gobierno.
  • C2C (Consumer-to-Consumer): Plataforma a partir de la cual los consumidores compran y venden entre ellos.

Una vez hecha esta nunca prescindible aclaración, es importante revisar las ventajas de este tipo de comercio., que fluyen principalmente en pos de la expansión de la base de clientes y del horario de venta a un permanente 24/7. Además, es capaz de crear una ventaja competitiva, reducir costos de producción, capital, administración, entre otros, y de mejorar la comunicación con los clientes y efectividad de campañas publicitarias.

Sin embargo algunas claves (si es que existen en un mundo tan móvil como el del marketing y los negocios) para su desarrollo más óptimo, pueden ser:

  • Prueba tu producto tú mismo: Admite cuando tu producto no es bueno o no es aceptado por el mercado. “Mientras más rápido te equivoques, mejor”. Es más importante tener tu producto o servicio en las manos de tu consumidor que buscar la perfección.
  • Asigna un presupuesto de Marketing Digital: Hay muchas opciones de publicidad online como SEO, Google Adwords, Facebook, Twitter, Linked In. Hay que probar todas las posibles y ver cuáles si funcionan y cuáles no.
  • No sólo vendas un producto o servicio ofrece una experiencia de compra: Haz que la navegación sea lo más fácil posible, ofrece contenidos atractivos y de valor, ofrece múltiples métodos de pago, no hagas descuentos falsos, la gente no es tonta y no le gusta que la tomen por tal, los clientes cada vez están más informados.
  • Refuerza la credibilidad de tu sitio: Fija una dirección física, aparece en periódicos, publica el teléfono, ten una comunidad en las redes sociales, brinda atención personalizada.
  • Busca una permanente diferenciación: Necesitas tener algo más que los demás no estén haciendo, ya no solo hay que tener una página. Elije un nicho, sé diferente. Además, es una gran idea el entregar despachos gratuitos. Ese es uno de los ganchos más importantes para vender por internet.
  • Pon atención a tus clientes: En un e-commerce la gente no puede ver tus productos ni tocarlos, por lo que necesitas saber por qué compraron, por qué no compraron, o si volverían a comprar.
  • Recuerda que el ego te inmoviliza: En ocasiones, no estamos dando con la talla del zapato de nuestro cliente, sin embargo, por ego y orgullo, nos negamos a ver nuestros errores, impidiendo el cambio e inmovilizando nuestro avance hacia el progreso. Es vital escuchar a nuestros clientes y entender cómo piensan, como les podemos hacer la vida más fácil, que buscan y como comunicarse con ellos. Es necesario abrir las persianas de vez en cuando.
  • Construye un equipo: No trates de hacer todo solo o todo a la vez. Esto es como el fútbol, no sirve ser el mejor delantero si no tienes un equipo que te apoye. Recuerda que lo más importante es el funcionamiento colectivo y que nunca basta simplemente con una figura ancla o con estrategias isla a lo largo del tiempo.
  • Mantente al día: Todo el tiempo hay que mejorar y adoptar rápido las próximas tecnologías. Es de enorme trascendencia entender que en este rubro todo es temporal y que una táctica no suele ser útil mucho tiempo: Analiza tus métricas y mejora: Hoy con herramientas como google analytics, Crazy Egg y Optimizely, puedes saber qué pasa con tu e-commerce y como mejorarlo. Así, podrás mejorar el flujo hacia tu página y medir de dónde proviene, para conocer también la efectividad de tus campañas.

Autor: Cristian Briones Maira, profesor de MBA y Márketing.