Seguros para mascotas

A pesar de que en Chile pueda sonar a novedad, las pólizas de seguro para mascotas son cosas del pasado en el viejo continente. La historia de los seguros para mascotas se remonta el siglo 19 en Europa cuando se creó una póliza de seguro en Suecia para asegurar un caballo. Más tarde en el siglo 20 los seguros para animales se adaptaron al mercado inglés donde las pólizas comenzaron a cubrir animales domésticos. Ya a fines del siglo 20 el asegurar animales pasó a ser una tendencia en países de América del Norte donde hoy inclusive tienen asociaciones como la North American Pet Insurance Association o Asociación Norteamericana de Seguros de Mascotas la cual busca establecer estándares de calidad en la industria tanto en Estados Unidos como en Canadá. En nuestro país los seguros para mascotas son más o menos algo novedoso que varía entre isapres para mascotas hasta pólizas de seguro propiamente tal.

A nivel mundial los seguros para mascotas cubren más o menos lo mismo. Partiendo por asistencia veterinaria en caso de accidente o enfermedad (incluso algunas especialidades veterinarias), los seguros para animales domésticos también cubren responsabilidades civiles lo que significa que la aseguradora se hace parte en responder ante posibles daños que tu mascota pudiese causar a terceros. Sin duda coberturas como ésta hacen de éstos seguros una joya preciada en lo que la tenencia responsable de mascotas se refiere. El tener mascotas de razas peligrosas nos hace propensos a potenciales daños a terceros que pudieran generarse incidentalmente; los seguros para mascotas se encargan de ésta responsabilidad prestando desde asesoría jurídica hasta ayuda en caso de que el animal deba ser sacrificado. Como toda póliza de seguros, a nivel mundial los seguros para mascotas también cuentan con exclusiones. En algunos casos la asistencia veterinaria no es de libre elección del asegurado. En otros casos, las exclusiones varían con respecto a ciertos problemas que pudiesen ser endógenos en ciertas razas de animales domésticos como lo es la necesidad de cesárea en el bulldog y otras enfermedades congénitas. De la misma forma que los seguros de salud para humanos, las compañías a nivel mundial son reacias de incorporar animales que tengan alguna condición de salud preexistente a la adquisición del seguro.

Algo que nos parece novedoso como el seguro para mascotas ha existido literalmente durante siglos y está cada vez más incorporado en nuestras vidas. Hoy en día Europa tiene el porcentaje más alto de mascotas aseguradas seguido por Estados Unidos que a pesar de tener sólo un 2 % de mascotas aseguradas es el mercado más grande de mascotas del mundo. Tanto en Asia como en Oceanía el mercado de seguro de mascotas es bastante amplio y conocido. Finalmente, en Latinoamérica a pesar de existir una amplia cantidad de animales domésticos, los seguros para mascotas han sido introducidos solo recientemente. Hoy en día, no queda nada más que esperar que este supuesto nuevo nicho en el mercado de seguros sea llenado por empresas que promuevan la tenencia responsable de mascotas a lo largo de Latinoamérica y de nuestro país.