Internet Móvil

La frase “hoy en día” parece tener una obsolescencia casi tan instantánea como lo que tardaste en leerla. Las innovaciones están en la cúspide de su productividad y es muy complicado, para el usuario de tecnologías, mantenerse al tanto sin estar en constante cambio. Tanto los sistemas operativos como la capacidad de almacenamiento en nanoproductos se superan a sí mismos día a día y, por si fuera poco, empujan al consumidor a la renovación de sus aparatos para poder seguir en circulación de manera eficiente.

Por otro lado, en algo que parece ser una condición relativamente más estable, desde hace al menos 5 años que las compañías de telefonía móvil han instaurado completamente en sus planes y servicios la posibilidad de navegar en internet, sin cables, gracias a los dispositivos móviles ─principalmente smartphones─ y la creación de sistemas operativos que emulan en un celular la experiencia de navegación de un computador doméstico. Aquello resultó ser, como se esperaba, un tremendo salto en el uso de la web, permitiendo no sólo la generación de una red que disponga de toda la información posible, sino que además permita accesos desde cualquier punto.

Es en este escenario en el que las empresas deben saber insertarse. Hoy, internet y las redes sociales, son un nuevo espacio público cuya conexión más directa cabe en la mano de cualquier potencial consumidor y/o cliente. No basta con que tu estrategia digital se acerque a las pantallas de los computadores presentes en las casas, sino que es imperativo que tu sitio se adapte a la tecnología de los smartphones para poder ser visualizado y visitado. ¡Es muy alto el porcentaje de internautas que sólo visitan la web mediante su teléfono!

En tu organización no puede faltar una estrategia que se adapte a los comportamientos del nuevo consumidor, el que se vincula con el mundo mediante el internet móvil escogiendo sus propias aplicaciones, planificando sus gastos en telefonía y, entre otros, realizando sus pagos y transacciones mediante plataformas online de bancos, permitiendo el acceso rápido a otras entidades de servicios tales como tiendas con reparto a domicilio, compañías aseguradoras, acceder a sitios con la opción de solicitar horas médicas, entre otras.

Smarthphones en las empresas

¿Cómo afecta el internet móvil al comportamiento del cibernauta?

El alfabetismo digital es hoy una de las grandes tareas de toda sociedad, sin embargo, a nivel de la empresa, pasó a ser una prioridad absoluta a nivel de especialización profesional. Actualmente, los programadores trabajan para llevar a cabo sitios compatibles tanto con la plataforma de escritorio como con la móvil, conocidos como «sitios de diseño responsivo». Es decir, aquello de «versión móvil de un sitio» ha quedado relegado a causa del diseño web que permite generar páginas que, por sí solas, se adapten a las características de los diferentes dispositivos. Pero ¿es esto necesario? Bueno, la respuesta es sí. Sí porque las diferentes dimensiones de pantalla implican también diferente visibilidad y lectura. Además, la necesidad del internet móvil de convivir con la tecnología touch, obligan a planificar en torno a botoneras más grandes y minimalismo de elementos en el encuadre.

Es que los usuarios del mundo mobile tienen comportamientos diferentes. Tienden a usar la pantalla de su dispositivo como uno más de los elementos de su paisaje y no como el único foco de atención, buscan la manera de realizar todas sus funciones mediante su smartphone, prescindiendo lo más posible de cualquier otra herramienta y, por mencionar alguna otra diferencia, tienen menos tolerancia a los tiempos de carga de un sitio, pudiendo significar aquello la pérdida inmediata de un cliente para tu empresa.

¿Cómo favorece a las empresas la movilidad comercial?

La Business Mobility, o movilidad comercial, representa una oportunidad para que los proveedores de servicios generen nuevos ingresos y estrechen sus vínculos con los clientes empresariales. Dentro de la organización, la adopción de tecnologías móviles a nivel empresarial permitirá flexibilizar el lugar de trabajo y mejorar el contacto con los pares, ampliando la zona de confort y favoreciendo la productividad. Fuera de ella, propiciará el encuentro entre oferta y demanda ─generando una oficina virtual multimedial en la que te podrás valer de toda aplicación y gadget─ y fortalecerá el posicionamiento de tu negocio.

La recomendación es mantenerse como early adopter de tecnologías de movilidad comercial y considerarlas como una vía más para la transformación de tu marca en una lovemark.